El pasado 22 de marzo se conmemoró el Día Mundial del Agua, Heifer International Nicaragua se unió a la comunidad mundial para reconocer la importancia del agua como un recurso vital del planeta, un tema que no es de un día, sino que debe ser parte de nuestra vida cotidiana.  

Heifer trabaja en diferentes cadenas de valor, una de ellas la cadena de ganadería, dada la demanda de agua para todas las etapas de producción, desde el agua para consumo animal por medio de fuentes hídricas naturales o a través de bebederos plásticos o de concreto, canoas de madera entre otros, la ruta de la leche, hasta el agua usada en el procesamiento de lácteos.

¿Sabías que una vaca lactante requiere consumir al menos 3 litros de agua al día para producir un litro de leche?

El agua es el principal nutriente para el ganado y su consumo es una de las formas mas rápidas y eficientes de reducir la temperatura corporal de los animales, durante el verano este consumo se duplica respecto a la época de verano.

En el caso de los centros de acopio de leche, expertos recomiendan asegurar fuentes confiables y seguras de agua, utilizar agua potable para el lavado de equipos y accesorios, hacer uso de medidores para controlar el consumo de agua y realizar mantenimientos de los sistemas de agua para evitar averías y fugas del vital líquido. En general se recomienda no exceder los 3 litros de agua por cada litro de leche fría.

Uso de agua para realizar labores de limpieza en Centros de Acopio de Leche. Cooperativa San José, Matiguás, Matagalpa

Un promotor innovador y con conciencia ambiental

A través del Proyecto Nika Milk, se han realizado prácticas de conservación de fuentes hídricas, se ha implementado la construcción y el uso de bebederos plásticos, reforestación, instalación de cercas eléctricas y cercas vivas, que permiten establecer sistemas silvopastoriles, sistemas agroforestales y manejo eficiente del agua que impacta en el cambio del modelo de producción extractiva hacia una producción de ganadería sostenible, con componentes económicos, sociales y ambientales.

Estas prácticas se fomentan en la formación de promotores, que no es una tarea fácil, ni rápida, se requiere de un proceso de aprendizaje, que incluye las cualidades personales del promotor y condiciones de las familias, el contexto económico y la apropiación de la metodología del proyecto, en este sentido, Elvin Molina Alcántara ha sobresalido como Promotor por ser innovador, consciente al cuido del agua, el medio ambiente y por su espíritu de servicio.

Elvin es un pequeño productor de 27 años, con tercer año de secundaria, que pone todo su empeño en adquirir conocimientos técnicos.

La pequeña unidad de producción de Elvin se dirige hacia un manejo semi intensificado, incluyendo  prácticas innovadoras para sacarle el mayor provecho, ubicada en la Comunidad Bijagual del municipio de Matiguás, con un área de 3 Mzs., cuenta con cultivos de café y malanga para autoconsumo, así como el establecimiento de colmenas que el joven alquila a sus vecinos, también cuenta con ocho vacas paridas, de las cuales tres fueron sometidas al proceso experimental de prototipo de alimentación (la utilización de sal proteinizada), dando como resultado que a los 50 días de la validación, dos de las vacas quedaran preñadas.

Elvin Molina en su finca, realizando tareas cotidianas

“Dentro de las prácticas más implementadas en mi finca está el diseño y establecimiento de un sistema de cercas eléctricas que me han permitido cuidar a mi ganado y también proveerles de agua limpia, tengo doce aparatos de 0.21 Mzs promedio de área, también establecí pastos híbridos (Mestizo y Caymán) y pastos de corte”, nos comenta el joven agradecido por el acompañamiento que ha tenido de los técnicos de Heifer y los resultados en el incremento de producción de leche de sus vacas que en promedio pasaron de 15 a 19 litros diarios.

Hasta la fecha el Proyecto Nika Milk a beneficiado a 3,489 familias con el 31% de participación de mujeres, de estas familias, el 98% realizan al menos 3 prácticas climáticamente inteligentes, entre ellas la conservación agua, a través de siembra de árboles y delimitación de fuentes de agua.

Un objetivo claro

El objetivo de esta celebración es sensibilizar sobre la situación de 2,200 millones de personas, sin acceso a agua segura, una crisis mundial que nos afecta a todos los seres vivos y nos hace buscar soluciones, articuladas al Objetivo de Desarrollo Sostenible No. 6: Agua y Saneamiento hacia la meta 2030.

El tema del Día Mundial del Agua 2022 es “Aguas subterráneas: hacer visible lo invisible”, ya que las capas freáticas, los acuíferos y los depósitos que están bajo tierra están siendo sistemáticamente descuidados, contaminados y olvidados, por lo que resulta fundamental darles la visibilidad que se merecen y necesitan, por el bien y la salud de todos los seres vivos.

Excepto la que se acumula en los polos y los glaciares, la mayor parte de las reservas de agua dulce del planeta se encuentran bajo tierra y se utilizan para el abastecimiento de agua potable, para los sistemas de saneamiento, agricultura, industria y para proveer a los ecosistemas.

Las aguas subterráneas jugarán un papel vital en la adaptación de la humanidad a las consecuencias del cambio climático, por lo que su preservación debe ser uno de los pilares de las políticas de todos los países del mundo, ya que, si no se cuida en poco tiempo la sed podría acecharnos a todos.